Todas las entradas de: David López García

Candidato a doctor en Políticas Públicas Urbanas por la New School, en Nueva York. Profesor Adjunto en el Departamento de Estudios Urbanos en Queens College, City University of New York (CUNY).

Llamado al panel: ‘Economía Política Urbana’ en América Latina: Avances en la verificación empírica de una categoría histórica

Propuesta de Panel para la Conferencia Anual 2021 de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), Vancouver, Canadá, 26-29 de mayo, 2021.

CONVOCATORIA PARA EL ENVÍO DE ARTÍCULOS

segunda y final llamada

‘Economía Política Urbana’ en América Latina: Avances en la verificación empírica de una categoría histórica

Organizadores del panel:

Jaime Erazo (Presidente, Red CIVITIC-Ecuador), David López-García (Profesor Adjunto, Queens College-CUNY)

El campo de la economía política urbana se ha desarrollado de forma importante durante los últimos treinta años con aportaciones venidas desde otras áreas como la sociología y geografía política urbana, y desde los estudios sobre la estructura urbana (Nevarez, 2015). A partir de los años sesentas y setentas, pensadores provenientes de la escuela pos-Marxista desarrollaron influyentes tratados sobre el derecho a la ciudad y la producción histórica de su base material (Lefebvre, 1968, 1974). Contribuyeron a la teoría marxista de la urbanización capitalista (Lojkine, 1972, 1977; Topalov, 1979) y estudiaron la circulación del capital a través del espacio urbano (Harvey, 1978, 1982; Lipietz, 1974, 1977). También, abordaron las discusiones sobre la distribución desigual de los medios de consumo colectivo en urbes capitalistas (Castells, 1977, 1983), y las orientaciones del financiamiento público de equipamientos urbanos en medio de crisis económicas y contradicciones políticas (Pottier, 1975). Durante los ochentas y noventas, académicos de la corriente pos-Weberiana complementaron los aportes pos-Marxistas con aparatos teóricos para explicar las disputas políticas en la conformación de las infraestructuras productivas como la teoría sobre las máquinas de crecimiento urbano (Logan & Molotch, 1987), los regímenes urbanos de gobernanza (Stone, 1989), o las geometrías del poder para explicar las inequidades socio-regionales en las economías capitalistas (Massey, 1984). Mas recientemente, una nueva oleada de pensadores ha estudiado los nuevos patrones de reestructuración urbana y han propuesto teorías para explicar la emergencia de las ciudades globales (Sassen, 1991), los procesos de fragmentación infraestructural (Graham & Marvin, 2001) o las nuevas configuraciones urbanas de la producción inmaterial (Hardt & Negri, 2009).

Como este recuento permite observar, la economía política urbana ha sido desarrollada en su mayor parte con base en y con el objetivo de explicar las experiencias de ciudades europeas y estadounidenses. No obstante, también existen importantes contribuciones desde la academia y la experiencia latinoamericana. Por ejemplo, se tienen los análisis histórico-estructurales desarrollados en los sesentas y setentas sobre la urbanización de ciudades brasileñas en el marco del capitalismo periférico, y las correlaciones entre ésta, la clase y la dominación (Singer, 1968, 1975), así como las grandes concentraciones productivas y demográficas en muy determinados centros urbanos de la región (Jaramillo, 1979). En los ochenta, se investigó cómo es que las condiciones generales de la producción constituyen un capital constante socializado que supera al capital privado localizado en las urbes (Garza, 1985), se criticó el uso del concepto de medios de consumo colectivo en América Latina (Jaramillo, 1984; Pradilla, 1984), se analizó e investigó las relaciones entre las políticas gubernamentales y los requerimientos del proceso de acumulación de capital (Azuela & Duhau, 1987), y se trató la economía política de los servicios públicos (Cuervo et al., 1988). Para los noventa, se abordaban las transformaciones socio-espaciales que experimentaban las ciudades latinoamericanas debido a las intervenciones de variados agentes en los procesos estructurales de producción de capital. En los últimos años, los intereses se han centrado en las políticas de servicios urbanos (Pírez, 2013), la discusión sobre el valor y el precio en la producción inmobiliaria (Pereira, 2018) y, particularmente, en estudiar las categorías históricas que explican las grandes concentraciones metropolitanas (Lencioni, 2007), incluso las de la antigüedad (Garza, 2018). Además, se desarrolló la Teoría de las condiciones y los servicios generales de la producción (Garza, 2013), se calculó su valor para la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (Garza, 2014, 2015) y se planteó una Teoría espacio-sectorial del desarrollo económico, siguiendo el método del positivismo histórico estructural (Garza, 2020). En definitiva, el estudio de las ciudades latinoamericanas ha propiciado algunos de los avances teóricos y empíricos más recientes en el campo de la economía política urbana y se encuentra avanzando de manera significativa (véase el Blog https://ecopolurb.hypotheses.org/).

Reconocemos la pertinencia de seguir consolidando el campo de estudio de la economía política urbana en América Latina, a través de los siguientes esfuerzos. Primero, aplicar los aparatos teóricos hasta ahora disponibles al estudio de la experiencia regional, lo que nos permitirá identificar aspectos específicos que aún no se pueden explicar de forma satisfactoria con las teorías existentes. Segundo, desarrollar y fortalecer nuevos cuerpos teóricos de manufactura latinoamericana, confeccionados especialmente para explicar las particularidades de la región. Tercero, analizar las implicaciones del crecimiento de los requerimientos empresariales, industriales, comerciales y de servicios, de renglones infraestructurales, en la evolución del modo de producción capitalista y la expansión urbana. Cuarto, continuar con la validación empírica-estadística de la economía política urbana latinoamericana, para que se consolide como disciplina científica nomotética.

En este contexto, se hace un llamado para el envío de trabajos a presentarse en un panel sobre “Economía Política Urbana en América Latina: Avances en la verificación empírica de una categoría histórica”, en LASA 2021, cuyo objetivo es identificar investigadores que luego se sumen al grupo de académicas y académicos interesados en hacer avanzar el campo de la economía política urbana en la región. El panel recibirá propuestas de trabajos en español, inglés, portugués o francés, que giren en torno a los cuatro parámetros señalados previamente.

Favor de mandar un resumen de no más de 250 palabras, con un título de no más de 25 palabras a Jaime Erazo (j.erazoespinosa@gmail.com) y David López-García (loped438@newschool.edu), a más tardar hasta el 31 de agosto de 2020.

Todas y todos los participantes del panel deben ser miembros activos de LASA al momento de enviar la propuesta de panel al comité organizador de la conferencia (7 de septiembre del 2020)

***

Panel Proposal for the 2021 Latin American Studies Association (LASA) Annual Conference

Vancouver, Canada, May 26-29, 2021

CALL FOR PAPERS

–Second and last call–

‘Urban Political Economy’ in Latin America: Towards the empirical verification of a historical category

Panel organizers:

Jaime Erazo (President, Red Civitic Ecuador), David López-García (Adjunct Faculty, Queens College-CUNY)

The field of urban political economy has developed consistently over the last thirty years with contributions from the fields of urban sociology, urban geography, and studies of urban structure (Nevarez, 2015). During the 1960s and 1970s, scholars from the post-Marxist school of thought developed influential treaties on the right to the city and the historical production of its material foundations (Lefebvre, 1968, 1974). Contributed to the Marxist theory of capitalist urbanization (Lojkine, 1972, 1977; Topalov, 1979) and studied the circulation of capital across urban space (Harvey, 1978, 1982; Lipietz, 1974, 1977). They discussed the unequal distribution of the means of collective consumption in capitalist societies (Castells, 1977, 1983) and the channeling of public spending towards urban infrastructure amidst economic crises and political contradictions (Pottier, 1975). During the 1980s and 1990s, scholars from a pos-Weberian tradition have complemented the pos-Marxian scholarship with theoretical apparatuses to explain political disputes over productive infrastructure such as the theory of urban growth machines (Logan & Molotch, 1987), urban governance through regime politics (Stone, 1989), or power-geometries to explain regional social inequalities in capitalist economies (Massey, 1984). More recently, a new wave of scholars has studied the ongoing patterns of urban restructuring and have proposed theories to explain the emergence of global cities (Sassen, 1991), the processes of infrastructural fragmentation (Graham & Marvin, 2001), and the infrastructural configurations for immaterial production (Hardt & Negri, 2009).

As this summary conveys, the field of urban political economy was first developed based on and aiming to explain the experience of European and American cities. Despite this, there are important contributions to the field from Latin American scholars based on the region’s urban experience. For instance, during the 1960s and 1970s scholars conducted historic-structural studies of Brazilian urbanization under peripheral capitalism and its correlation with class and domination (Singer, 1968, 1975). Jaramillo (1979) researched the acute demographic and productive concentration over a handful of urban centers throughout Latin America. During the 1980s, scholars studied how the general conditions of production in urban areas constitute a constant socialized capital that surpasses private capital (Garza, 1985). A critique was raised towards the use of the concept ‘means of collective consumption’ in Latin America (Jaramillo, 1984; Pradilla, 1984). The relationship between urban policies and the requirements of the capital accumulation process was analyzed (Azuela & Duhau, 1987) and the political economy of public services was researched (Cuervo et al., 1988). During the 1990s, researchers set their attention in the socio-spatial transformations experienced by Latin American cities due to the intervention of an array of actors over the structural processes of capital production. More recently, attention has been placed in studying the provision of public services (Pírez, 2013), discussing the sources of value and price in real estate production (Pereira, 2018), and the historical categories of analysis that explain acute urban concentrations (Lencioni, 2007) even in ancient cities (Garza, 2018). Also, the theory of the general conditions and services for production was developed (Garza, 2013), which included an assessment of their value for Mexico City Metropolitan Zone (Garza, 2014, 2015), and derived in a spatial-sectoral theory of economic development based on the historic-structural positivist method (Garza, 2020). In short, the study of Latin American cities has brought some of the latest theoretical and empirical advancements to the field of urban political economy and keeps producing research at an important pace (see, for instance, the Blog https://ecopolurb.hypotheses.org/).

We acknowledge the relevance of strengthening the field of urban political economy in Latin America through the following efforts. First, applying the theoretical apparatuses previously developed to the study of the region, which will allow us to identify the aspects of Latin American urbanization that are unable to be fully explained through available bodies of literature. Second, developing new theoretical frameworks inspired by and designed to explain Latin American cities’ particularities. Third, analyzing the infrastructural implications of the increasing entrepreneurial, industrial, commercial, and service sectors’ needs over the evolution of the capitalist mode of production and urban development. Fourth, advancing ‘urban political economy’ as a nomothetic discipline through the expansion of empirical and statistical research of Latin American cities.

Within this context, we call for papers to be presented in the panel “Urban Political Economy in Latin America: Towards the empirical verification of a historical category” at LASA 2021. We seek to gather researchers aiming to assemble a group of academics interested in advancing the field of ‘urban political economy’ within the region. The panel will receive proposals in Spanish, English, Portuguese, and French, on the above-mentioned topics.

Please send a 250-word abstract, with a title of no more than 25 words, to Jaime Erazo (j.erazoespinosa@gmail.com) and David López-García (loped438@newschool.edu) by August 31, 2020.

All panel participants are required to be current LASA members at the time of the panel proposal submission (September 7, 2020).

Referencias / References

Azuela, A., & Duhau, E. (1987). De la economía política de la urbanización a la sociología de las políticas urbanas. Sociológica, 2(4), 41–69.

Castells, M. (1977). The urban question. The MIT Press.

Castells, M. (1983). The city and the grassroots: A cross-cultural theory of urban social movements. University of California Press.

Cuervo, L., Jaramillo, S., González, S., & Rojas, F. (1988). Economía política de los Servicios Públicos. Una visión alternativa (B. CINEP (ed.)).

Garza, G. (1985). El proceso de Industrialización de la Ciudad de México, 1821‑1970. El Colegio de México.

Garza, G. (2013). Teoría de las condiciones y los servicios generales de la producción. El Colegio de México.

Garza, G. (2014). Valor de los medios de producción socializados en la Ciudad de México. El Colegio de México.

Garza, G. (2015). Valor de los medios de consumo colectivo en la Ciudad de México. El Colegio de México.

Garza, G. (2018). Evolución de las condiciones generales de la producción en la ciudad antigua (Catalhöyük, Azoria y Roma). El Colegio de México.

Garza, G. (2020). Economía política de la estructuración del comercio y los servicios en la Ciudad de México. ePromethium Ediciones Digitales.

Graham, S., & Marvin, S. (2001). Splintering urbanism: networked infrastructures, technological mobilities and the urban condition. Routledge.

Hardt, M., & Negri, A. (2009). Commonwealth. The Belknap Press of Harvard University Press.

Harvey, D. (1978). The urban process under capitalism: a framework for analysis. International Journal of Urban and Regional Research, 2(1–4), 101–131.

Harvey, D. (1982). The limits to capital. Verso.

Jaramillo, S. (1979). Sobre la macrocefalia urbana en América Latina. Revista Desarrollo y Sociedad, 1, 113–132.

Jaramillo, S. (1984). Crisis de los medios de Consumo Colectivo Urbano y Capitalismo Periférico. Revista Desarrollo y Sociedad, 12, 127–145.

Lefebvre, H. (1968). Le droit à la ville. Anthropos.

Lefebvre, H. (1974). La production de l’espace. Anthropos.

Lencioni, S. (2007). Condições gerais de produção: um conceito a ser recuperado para a compreensão das desigualdades de desenvolvimento regional. Scripta Nova: Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales, 11(245).

Lipietz, A. (1974). Le tribut foncier urbain. Maspero.

Lipietz, A. (1977). Le capital et son espace. La Découverte.

Logan, J., & Molotch, H. (1987). Urban fortunes: The political economy of place. University of California Press.

Lojkine, J. (1972). Contribution a une théorie marxiste de l’urbanisation capitaliste. Cahiers Internationaux de Sociologie, 52, 123–146.

Lojkine, J. (1977). El Marxismo, el Estado y la Cuestión Urbana. Siglo XXI.

Massey, D. (1984). Spatial divisions of labour: Social structures and the geography of production. Methunen.

Nevarez, L. (2015). Urban political economy. In The Blackwell Encyclopedia of Sociology. John Wiley & Sons, Ltd.

Pereira, P. C. . (2018). Para una discusión sobre el valor y el precio en la producción inmobiliaria. In Reflexiones-teórico metodológicas en torno a la renta, y al relevamiento y procesamiento de precios del suelo en cuatro ciudades argentinas. Universidad Nacional de Mar del Plata

Pírez, P. (2013). La urbanización y la política de servicios urbanos en América Latina. Andamios, 10(22), 45–67.

Pottier, C. (1975). La logique du financement public de I’urbanisation. Recherches Économiques de Louvain/ Louvain Economic Review, 42(4), 366–267.

Pradilla, E. (1984). Contribución a la crítica de la “teoría urbana”, del “espacio” a la “crisis urbana.” UAM-Xochimilco.

Sassen, S. (1991). The global city. Princeton University Press.

Singer, P. (1968). Desenvolvimento econômico e evolucao Urbana (análise da evolucao económica de Sâo Paulo, Blumenau, Pôrto Alegre, Belo Horizonte e Recife). Cia. Ed. Nacional, Ed. da Universidade, São Paulo.

Singer, P. (1975). Economía política de la urbanización. Siglo XXI.

Stone, C. (1989). Regime politics: Governing Atlanta 1946-1988. University Press of Kansas.

Topalov, C. (1979). La Urbanización Capitalista, algunos elementos para su análisis. Edicol.

David López García

Candidato a doctor en Políticas Públicas Urbanas por la New School, en Nueva York. Profesor Adjunto en el Departamento de Estudios Urbanos en Queens College, City University of New York (CUNY).

More Posts - Website

Building Inequality through the Housing Industry

A view of Shanghai highlighting new development. Shanghai Urban Planning Exhibition Hall. Photo by David López García.

This blog post reports on my summer research trip to China as a Student Fellow of the India-China Institute at The New School. As a student of urban infrastructure, one of the first issues which I immediately noticed was the impressive amount of redevelopment going on in Chinese cities. I started to dig in into this issue by asking questions to my informants during our conversations. What I heard convinced me that a useful angle to start understanding this phenomenon is to look at it as a Chinese industry in its own right: the housing industry. I also forced myself to identify the social consequences of the workings of this industry and to look at it in a comparative way with Mexico City.

My conclusions so far are that 1) the governments in both cities are playing a very different role in the management of this alleged housing industry; 2) that there are key institutions in the urban institutional setting that can potentially explain the particular paths taken by both housing industries; and 3) that the distributional costs of policies are having an effect over what I call here as the transaction costs of the city, decreasing them for the wealthy but increasing them for the urban poor. In short, the policies and the workings of the housing industry in both cities are actually building inequality.

The full blog post can be accessed through this link.

David López García

Candidato a doctor en Políticas Públicas Urbanas por la New School, en Nueva York. Profesor Adjunto en el Departamento de Estudios Urbanos en Queens College, City University of New York (CUNY).

More Posts - Website

Comparing intra-urban inequality in Shanghai and Mexico City

Street market in YangPu District, Shanghai. Photo by David López García

This blog post reports on my summer research trip to China as a Student Fellow of the India-China Institute at The New School. I came to this trip determined to find out how is it that what I usually research in México City -namely, who has access to economic opportunities and prosperity within the city, who does not, and why- plays out in Chinese cities, which have a completely different institutional setting, a different kind of economy, and a very different role of the state over social life. After spending two weeks in Shanghai, I have come to the conclusion that despite both cities -Mexico City and Shanghai- produce high rates of intra-urban inequality, they are doing so through different mechanisms and the outcomes are not that similar.

In the case of Mexico City, intra-urban inequality is likely to be produced through social intra-urban inequality to class and race, and the outcomes resemble what Charles Tilly (1998) has named durable inequality. In the case of Shanghai, intra-urban inequality is likely to be produced through the outcomes related to citizenship status, but the outcomes are not as durable as those theorized by Tilly. The outcomes in the case of Shanghai look more like what I will call here floating inequality, which means that populations experience intra-urban inequality for limited periods of time and for a specific purpose.

The full blog post can be accessed through this link.

David López García

Candidato a doctor en Políticas Públicas Urbanas por la New School, en Nueva York. Profesor Adjunto en el Departamento de Estudios Urbanos en Queens College, City University of New York (CUNY).

More Posts - Website

Economía política de la infraestructura y la desigualdad en la ciudad capitalista

Orientado de forma muy generosa por el Dr. Gustavo Garza, y bajo la dirección del profesor Michael Cohen, mi proyecto de investigación doctoral aborda la relación entre la política de infraestructura y la desigualdad desde el enfoque de la economía política urbana. Recientemente finalicé la revisión de literatura que me permite plantear la existencia de un vínculo entre la ciudad como fuerza productiva, la política de infraestructura, y la desigualdad socioeconómica. En el documento planteo la siguiente hipótesis. Dado que la ciudad capitalista se encuentra en constante construcción como fuerza productiva –con requerimientos constantes de infraestructura para posibilitar los procesos de producción, la acumulación ampliada del capital, y la reproducción de la fuerza de trabajo–, el proceso de construcción permanente del espacio urbano incluye y excluye de la ciudad como fuerza productiva a ciertos sectores de la población, lo que en el capitalismo neoliberal se ve reflejado en la divergencia del ingreso. Esto sucede porque las desigualdades en la provisión de Medios de Producción Socializados (MPS) y de Medios de Consumo Colectivo (MCC), en combinación con ciertos mecanismos de exclusión socio-espacial de la ciudad como fuerza productiva, operan para agudizar la divergencia entre los estratos sociales de las ciudades.

En mi revisión planteo la existencia de cuatro mecanismos de exclusión socioespacial de la ciudad como fuerza productiva: 1) falta de acceso físico, 2) falta de ingreso, 3) restricciones institucionales, y 4) barreras de estratificación social. Por falta de acceso físico me refiero a la situación en que la infraestructura y los servicios públicos se encuentran a distancias que hacen prácticamente imposible su acceso para ciertos sectores de la población. Por falta de ingreso me refiero a los casos en que la población no cuenta con los recursos económicos suficientes para acceder a los servicios prestados por las infraestructuras que operan a través del mercado. Por restricciones institucionales me refiero a las situaciones en que las regulaciones urbanas vuelven inviable la provisión de infraestructura para ciertos espacios de la ciudad o sectores de la población. Finalmente, por barreras de estratificación social me refiero a los casos en que la estratificación social en términos de clase, raza o género determinan cuáles estratos sociales tienen acceso a las infraestructuras y servicios públicos, y cuáles no.

Estas tendencias en la inclusión/exclusión de los estratos sociales en las actividades económicas de la ciudad tienen implicaciones para la política de infraestructura. Los esfuerzos del Estado para corregir las deficiencias de infraestructura tienen un efecto dual sobre la pobreza y la desigualdad. Por un lado, las poblaciones incluidas en las nuevas oportunidades económicas creadas por la nueva infraestructura se beneficiarán de la inversión pública, lo que contribuirá a reducir la pobreza entre los sectores de la población incluidos en los procesos de producción de la ciudad capitalista. Sin embargo, los espacios urbanos y las poblaciones que no son útiles para las actividades económicas serán relegadas y olvidadas, lo que tendrá un efecto sobre los patrones de desigualdad de la ciudad. Esto sugiere que, bajo el modelo de construcción del espacio urbano en el capitalismo neoliberal, la reducción de la pobreza a través de la política de infraestructura puede venir con el costo de aumentar la desigualdad intraurbana.

La revisión concluye con una propuesta de cuatro herramientas analíticas para el estudio de la relación entre la política de infraestructura y la desigualdad intraurbana. Primero, entender el cambio en el tipo de producción de la ciudad capitalista y el tipo de infraestructuras que se construyen para posibilitar la producción y la acumulación ampliada del capital. Segundo, distinguir si la nueva infraestructura posibilita la producción, el consumo colectivo, o una combinación de ambas. Tercero, distinguir si el flujo de inversión pública está siendo dirigido hacia la construcción de las Condiciones Generales de la Producción (CGP) –el componente material de la infraestructura– o hacia los Servicios Generales de la Producción (SGP) –el componente de trabajo e insumos para asegurar que las infraestructuras funcionen. Finalmente, evaluar la forma en que los cuatro mecanismos anteriormente mencionados de exclusión socio-espacial de la ciudad como fuerza productiva operan para producir y reproducir la desigualdad intraurbana.

El siguiente paso en mi investigación doctoral será redactar y defender el proyecto de investigación, donde me encuentro evaluando la posibilidad de tomar como caso de estudio la infraestructura de vialidad y transporte ya sea en la Ciudad de México o en La Paz, Bolivia.

La revisión de literatura completa se puede consultar en el siguiente link: https://www.academia.edu/34100463/Building_Inequality_Infrastructure_and_Intra-Urban_Inequality_in_the_Capitalist_City

David López García

Candidato a doctor en Políticas Públicas Urbanas por la New School, en Nueva York. Profesor Adjunto en el Departamento de Estudios Urbanos en Queens College, City University of New York (CUNY).

More Posts - Website